Seleccionar página

Que los árboles se deben podar ya es algo que evidentemente todos los profesionales saben y la gran mayoría de los particulares que tienen árboles en sus jardines también. Pero muchos de nuestros clientes nos preguntan cuándo es la mejor época para realizar la poda y si ésta varía según el tipo de árbol.

Por todo ello, hoy vamos a explicaros en esta nueva entrada de nuestro blog por qué es necesario podar los árboles de forma periódica y cuándo es la mejor época para realizarlo.

La poda es absolutamente necesaria porque ayuda a mantener los árboles sanos y a disfrutar de cosechas más abundantes en los frutales. Si podamos nuestros árboles conseguiremos que la planta reciba el oxígeno y la luz que necesita, por lo que evitaremos la infestación por hongos y favorecemos el crecimiento del árbol de forma controlada con una copa sana y bonita y con ramas fuertes y estables.

La época recomendada para la poda de árboles y ramas es entre los meses de octubre y febrero, y es importante saber que entre marzo y septiembre es un periodo de reproducción de las aves, por lo que no se permite ninguna poda intensiva durante estos meses, aunque sí pueden llevarse a cabo tareas de contorno y conservación.

Por tanto, el otoño es buen momento para podar los árboles, ya que están libres de hojas y se puede ver mejor la estructura de la copa y las ramas individuales y trabajar con mayor facilidad.

A finales de invierno, los árboles frutales soportan mejor la poda ya que en esa época están rebosantes de material de reserva. La poda de los árboles frutales nos proporciona, además de un árbol sano y una copa bonita, el aumento de la cosecha.