Seleccionar página

El verano es la época del año que más sufre nuestro jardín, por eso tenemos que poner especial atención al cuidado diario de las plantas y los céspedes. Son unos meses muy secos y calurosos que pueden cargarse todo el trabajo que hemos hecho durante el resto del año.

Desde Joan Cortiada os queremos dar algunos consejos para cuidar de su jardín durante estos meses para que esté tan bonito y sano como te gusta verlo.

Mejorar la calidad de tierra

Es imprescindible para que nuestras plantas estén en perfectas condiciones, y más aún en ambientes calurosos y secos.

A la hora de plantar es importante enriquecer el suelo con compost para mejorar el suelo. Si ya hemos plantado, una buena solución para proteger el suelo del sol es añadir una capa de humus o compost. Si extendemos una alfombra de unos de unos 4-5 centímetros de espesor protegeremos el suelo del sol, lo mantendremos más fresco y evitaremos que la humedad se evapore.

Regar adecuadamente

El agua es más importante que nunca para nuestras plantas en verano, pero tenemos que regar a las mejores horas para que se aproveche bien el agua. Lo mejor es hacerlo a primera hora de la mañana, antes de que suban las temperaturas y el sol esté alto.

Utilizar un sistema de irrigación te facilitará mucho las cosas, aunque en verano, en zonas muy secas, puede ser interesante instalar mangueras de chopo que se entierran bajo el humus pero por encima de tierra y sueltan agua gota a gota. Estas mangueras se pueden fabricar a mano, a partir de mangas normales, perforando pequeños agujeros a una distancia regular.

Hay que tener en cuenta que las plantas en macetas colgantes tienen más necesidad de agua que las plantadas en el suelo. Para aprovechar más el agua que cae puedes poner otras plantas debajo. Si no quieres alinear las plantas de las macetas, porque quieres organizar la terraza o jardín de otro modo, pinta el interior del tiesto para conservar más humedad y pon platos debajo, para aprovecharla mejor.

Malas hierbas, no gracias!

En verano es cuando más crecen las malas hierbas por eso debemos tener especial cuidado en arrancarlas cuando las vemos, o comprobaremos que muchas pasan de ser diminutas a gigantes en pocos días.

El tipo de planta también cuenta

Cuando tenemos que plantar y vamos hacia el verano hay que escoger plantas adecuadas que sean más sufridas, que no requieran de mucha sombra, humedad y de mucho riego. Muchas plantas primaverales que hayamos plantado se marchitaran sus flores así que no harán nada bonito ni arreglado el jardín.

Cuidado con las plagas

¡En verano, todo bicho vive! Ciertamente, es la época en que incrementan las plagas pero debemos vigilarlo todo el año. Del mismo modo que con las malas hierbas, debemos actuar lo antes posible para evitar que se extienda.

Cada jardín es diferente y requiere cuidados especiales, recuerde que desde Joan Cortiada podemos dar una mano y aconsejarle en sus dudas.

Cómo proteger las plantas de un golpe de calor?

1.- Riega a primera hora de la mañana o última de la tarde para que la planta pueda aguantar el agua mejor y prepararse para el calor del día siguiente
2.- Evita mojar las hojas si tus plantas están a pleno sol. Las gotas sobre las hojas actúan como pequeñas lupas incrementando la temperatura y llegando a producir quemaduras. Si quieres pulverizar las hojas, hay que hacerlo en horas en que no les dé el sol directo.
3.- Preserva la humedad. Recubre la superficie de la turba con grava o corteza de pino para evitar que la humedad se evapore y así mantengan mejor la temperatura.
4.- Usar tierra de calidad rica en minerales de arcilla que tiene mejores propiedades y por tanto puede retener el agua mejor y de una manera más uniforme.
5.- No te olvides de abonar, es imprescindible para mantener la fertilidad de la tierra, especialmente en primavera y verano que es la época en que las plantas crecen más.

Fuente: Vivienda saludable y Jardineros profesionales