Seleccionar página

Tener un huerto en la entrada de casa es como un pequeño jardín que debe destacar tanto por su belleza como por su productividad. La finalidad es, por supuesto, obtener productos para la cocina: tomates, pepinos, lechugas, calabacines, etc. Pero también que quien llegue a casa encuentre un pequeño espacio verde lleno de colores y aromas agradables.

Lo más habitual, cuando se dispone de un jardín extenso, es ubicar los macizos de flores en la zona más destacada del terreno y relegar los bancales de hortalizas a un espacio más resguardado de la vista. Lo más normal es dejar que las plantas ornamentales atraigan toda la atención porque resultan más vistosas y llamativas. Pero en realidad no siempre debe porque ser así, un humilde huerto también puede ser un espacio de gran belleza.

Uno de los principios básicos del paisajismo es mezclar diferentes colores de follaje para contrastar con la predominancia del verde. Paseando por un jardín ornamental podemos encontrar plantas con hojas de color púrpura, amarillo, gris, azul, etc. Podemos introducir todos estos colores en nuestro huerto y conseguir un efecto realmente intenso. Quizás no haya tantas opciones como en el jardín de flores, pero hay muchas plantas comestibles con follaje colorido.

Las mejores plantas comestibles con follaje colorido

• Púrpura

Hay varias hortalizas con hojas de color púrpura o tonalidades moradas. También hay plantas aromáticas con el follaje de este color. Una de las que más gustan es la albahaca morada, un pariente de la albahaca común que comparten todas sus aplicaciones culinarias. Sus hojas son de un color morado intenso y produce preciosas espigas de flores rosa.
Otras plantas con variedades que aportan esta tonalidad son la col rizada morada, el repollo, la «mizuna» o mostaza japonesa, los espárragos morados y el mijo morado.

Las flores del civulet también tienen este color, aunque en una tonalidad suave, y son realmente bonitas.

• Rojo

Dentro del género de las lechugas, hay una gran variedad de especies con hojas de color rojo. La «Lollo Rosso» y la «Hoja de Roble» son las más rojizas pero mezcladas con las lechugas verdes forman una combinación fantástica.
Otras opciones para añadir tonos rojos en el huerto son las acelgas de colores o la remolacha.

• Gris

La salvia común de jardín tiene las hojas grises y es una planta aromática que se emplea en jardinería tanto por sus hojas como por sus hermosas flores azuladas y en la cocina para sazonar y también para dar aroma a cualquier infusión.
Otra planta muy interesante es la variedad «Lacinato» de la col rizada, una planta muy interesante por sus hojas en tonalidades grises y crecimiento vertical.

• Amarillo

El amarillo, entre las hortalizas, puede ser síntoma de clorosis, en este caso no es un es un color deseable, pero sí resulta atractivo cuando se trata de la tonalidad propia de la planta, por ejemplo en las acelgas de colores o las flores del calabacín.

• Hojas variegada

De entre los vegetales comestibles con hojas jaspeadas, el jengibre amarillo es la que más llama la atención. También hay una variedad de pimiento picante (conocido en algunos lugares como ají) con hojas en dos tonalidades. El aromática Salvia officinalis tiene un par de variedades con hojas de varias tonalidades: la «Iacterina», en verde y crema; y la «Tricolor», que presenta tres colores diferentes: verde, crema y púrpura.

• Flores en el huerto

Otra manera de incorporar colorido a bancal de hortalizas se consigue intercalando entre los vegetales productivos plantas de flor. Las flores no sólo son ornamentales, también juegan un papel importante en cualquier huerto. Más que su estética, lo realmente interesante es que atraen a los insectos polinizadores. Por otra parte, también hay flores que asustan a los insectos perjudiciales

Consejos para el diseño de un huerto productivo y ornamental

Como mi huerto es sólo un cajón en un lateral de la terraza, yo lo planteo por ahora, como si fuera un macizo de jardín, y planto las hortalizas más altas detrás. Los guisantes y los tomates, más altos, van a fondo. Como necesitan un apoyo a que sujetarlos, construí una sencilla estructura con cañas.

Si tu huerto es grande, de esos que tienen incluso un pasillo central, prueba a bordear el camino con la misma hortaliza como si fuera una valla. También puedes repetir un mismo tipo de planta en zonas diferentes para dirigir la mirada o plantar agrupaciones para un mayor impacto visual. Aplica en el huerto las mismas reglas que rigen en jardinería y conseguirás un terreno productivo pero de gran belleza.

Espero que estos consejos te sirvan y esta temporada tu huerto parezca un hermoso jardín con deliciosos frutos para tu casa. Recuerda que en las tiendas de Joan Cortiada puedes encontrar todo tipo de herramientas y utensilios para ayudar a crear y mantener tu huerto urbano tal y como te gusta.

Fuente: Guía del jardín