Seleccionar página

La situación actual que estamos viviendo ha hecho cambiar la programación de prácticamente todas las ferias y mercados del calendario catalán. El mes de mayo no sería lo mismo sin las tradicionales de las Fires de Maig vilafranquinas, este año un poco diferentes … adaptadas a la situación excepcional.

Desde sus inicios, hace más de 50 años, Joan Cortiada ha participado año tras año en la feria multisectorial del Penedès y en esta edición no podía ser de otra manera.

La versión virtual de las Fires

Aprovechando las tecnologías disponibles y el crecimiento del uso de los diferentes soportes de videoconferencia por parte de toda la población, el Patronato de Turismo de Vilafranca del Penedès, ente organizador, optó por reconvertir las tradicionales fires de maig con unos expositores digitales y además asumiendo todos los costes.

Las primeras Fires Virtuales de Catalunya tuvieron lugar el último fin de semana de Mayo, una semana más tarde de lo previsto en su versión original, pero con todos los pormenores.

Los orígenes

Se conoce de la existencia de la ciudad de Vilafranca desde el siglo XII y se convirtió muy pronto en ciudad referente en todo el Principado. Se inició el mercado y la fira del Penedès que fueron perdurando en el tiempo. En sus inicios tenía una duración de 15 días y se hacía en torno a la iglesia de Santa María. Con el tiempo se fue perfeccionando y se convirtió en lo que nos tiene acostumbrados.

La edición 2020, con todos los detalles

Este año la feria ha sido un poco especial, del todo digital pero ha tenido todos los detalles igual que la anterior edición, espacio Demo y espacio Jugafira y espacio Gastronómico además de los tradicionales expositores dedicados al motor, al comercio, a la maquinaria agrícola, etc.

Ha sido la primera experiencia en toda Catalunya con este formato, por lo tanto los resultados pueden ser mucho mejores de lo esperado ya que sería normal que muchos observadores fueran posibles «copiadores» del formato. La novedad del formato virtual era muy goloso para aprender, copiar y, porque no decirlo, mejorarlo!

Incentivando el comercio con promociones especiales

A parte de las promociones individuales de cada expositor que hacen mucho más atractiva la visita y la videollamada de los observadores, en el caso de los expositores de maquinaria agrícola, en esta edición han promovido un sorteo conjunto de 1.000 euros para comprar en alguno de los 10 expositores.

Ciertamente ha sido una promoción muy golosa que ha tenido sus frutos. Un total de 28 clientes / visitantes han participado en el concurso. Su participación nos ha dado información muy valiosa de su procedencia y de los motivos de visita a la Fira. Algo más de la mitad de los visitantes eran de la misma comarca del Alt Penedès y el resto estaban repartidos entre las comarcas vecinas (Anoia, Baix Penedès, Garraf, Alt Camp, Baix Llobregat y Solsonès).

La dirección de Joan Cortiada está satisfecha del resultado de esta primera experiencia, esperamos que vengan muchas más, pero que también las podamos completar con la feria tradicional. El éxito está siempre en el equilibrio.