Seleccionar página

Desde Joan Cortiada nos sumamos a la celebración como concesionario oficial de la marca.

New Holland celebra 50 años en el mercado de las minicargadoras, una máquina nacida durante la búsqueda de herramientas de corte del forraje, cuando un ingeniero descubrió que el diseño de su segadora permitía voltearla y conseguir un movimiento ascendente y hacia delante.

Así se sentaron las bases de lo que se convertiría en el exclusivo diseño en el sector de las cargadoras de elevación vertical Super Boom de New Holland. En 1971, fabricó en serie el primer modelo, L35, que introdujo una gran cantidad de hitos. Su diseño de elevación vertical permitió un mayor alcance y mejoró el espacio para la carga, mientras que la mayor distancia entre ejes garantizaba una conducción suave y estable para los operadores.

New Holland fue el primer fabricante que introdujo la protección antivuelco y contra la caída de objetos. En las últimas cinco décadas, ha mejorado el diseño y la funcionalidad de la L35 original, aumentando el alcance y la capacidad de carga, reduciendo los tiempos de ciclo. La última serie 300 está disponible en 4 modelos nuevos de entre 60 y 90 CV de potencia con una carga operativa nominal de 815 –1.270 kg.

La rediseñada serie 300 ofrece una gran visibilidad, una mayor altura y alcance y una interfaz del operador más sencilla. Se diseñó teniendo en cuenta al operador, con nuevas prestaciones, como el mantenimiento de la trayectoria, la protección del motor y start/stop, además de pantalla multifunción LCD de 8 pulgadas con cámara trasera, con la versatilidad de los ajustes de los mandos electrohidráulicos, permitiendo al operador personalizar y ajustar los valores de la máquina.

Si quieres más información sobre las minicargadoras, el equipo de Joan Cortiada estamos a tu disposición, contacta con nosotros.