Seleccionar página

Mayo, denominado por los romanos ‘maius’, es el quinto mes del año en el calendario gregoriano, tiene 31 días y es por excelencia el mes de la flores,¡es primavera en el hemisferio norte!

Es un mes muy activo si queremos mantener vistosas y en perfecto estado nuestras plantas de interior, terraza, césped, huerto y jardín.

Las plantas de interior

Es la época ideal para la plantación de hortensias, Fuchsia hybrida y azaleas. También para el trasplante de todas aquellas plantas decorativas por sus hojas como la de las especies Dieffenbachia camila., Ficus, Aglaonema, etc.

  • Hay que aumentar la frecuencia de los riegos según suban las temperaturas.
  • Debemos revisar muy bien las plantas y los brotes jóvenes para el control de los insectos.
  • Si hacemos tratamientos preventivos para el control de posibles plagas, evitaremos muchos problemas posteriores.
  • Seguiremos abonando con fertilizantes líquidos o de liberación controlada de seis meses.

El césped

  • Debemos segar regularmente nuestro césped, pero con un corte más alto.
  • Vigilaremos el riego, procurando no regar en las horas del mediodía ni tampoco la noche para que estas plantas cespitosas no pasen muchas horas mojadas.
  • Debemos tratarlo con un fungicida si aparecen síntomas de hongos. Es muy importante identificar el hongo para elegir el fungicida más adecuado.

El jardín

  • Es hora de abonar con abonos sólidos. Las plantas vegetan con gran rapidez y necesitan una gran disponibilidad de nutrientes.
  • Poda las enredaderas y los árboles cuando terminen de florecer. Aprovecharemos para guiar mejor las plantas trepadoras.
  • No olvidemos seguir abonando los rosales.
  • Ni tampoco debemos dejar los tratamientos fitosanitarios con insecticidas, acaricidas y fungicidas de forma preventiva a ser posible. Si no, una vez detectado el problema, elegiremos el producto más adecuado y la aplicaremos, preferentemente a primeras horas del día.
  • Seguimos vigilando el riego, sobre todo en aquellos días más calurosos y secos.

El huerto

  • Es un momento ideal para sembrar, plantar y trasplantar todas las hortalizas de verano.
  • Es muy importante controlar los riegos, sobre todo después de plantar.
  • También hay que controlar las plagas (pulgones, orugas, caracoles y babosas) con insecticidas específicos, respetando los plazos de seguridad y no sobrepasando las dosis recomendadas por el fabricante.
  • Es el tiempo de sembrar judías, zanahorias y cardos.
  • Abonaremos nuestras hortalizas con un fertilizante equilibrado, ya que las plantas están en un período vegetativo muy activo.
  • Hemos de podar las ramas dañadas y amanecer frutos si hay exceso.
  • Eliminaremos las malas hierbas para que no compitan por la humedad y los nutrientes con nuestras hortalizas.
  • Es tiempo de coger espárragos, cebollas, puerros, espinacas y lechugas.

Las terrazas

  • Sigue siendo buen momento para sembrar crisantemos, Caléndula officinalis, petunias, taletes y otras plantas de temporada.
  • Incorporaremos abono cada dos semanas, bien con el riego en forma líquida o de liberación controlada directamente en el test.
  • Vigilar diariamente el riego. El volumen de sustrato es muy reducido y puede ocasionar deshidratación en nuestras plantas.
  • No olvidemos vigilar y tratar de forma preventiva nuestras plantas para evitar enfermedades y plagas (pulgones, babosas, orugas, …) que se desarrollan con el aumento de la temperatura.

En Joan Cortiada podemos asesorar en todas las necesidades y consultas que te surjan alrededor del jardín y el huerto.

Fuente: www.floresyplantas.net